LA VERDAD SOBRE LA ASESORÍA DEL SUEÑO

La llegada de un bebé significa un sin fin de cambios en la estructura de una familia. Sin duda alguna el más importante es el sueño, porque es la única parte que llega a alterar a todos sin distinción. Los cambios corporales, de actividades así como la lactancia son vivencias que solo experimenta mamá.

Un recién nacido se despierta constantemente para comer. Una madre que está esforzándose en establecer la lactancia necesita del estimulo de la succión para aumentar su producción y eso es normal. De esta manera y a medida que el bebé va creciendo necesitará tomas menos frecuentes. Este cambio por lo general permitirá periodos de sueño más largos y una mejor estructura de rutina. Todo esto queda en teoría…. porque en la práctica; «que rico es dormir con tu bebé pegadito a tu pecho o pasearlo y arrullarlo para que logre dormirse por ejemplo». Así, mientras tu bebé siga creciendo ( aumentando de peso también), los despertares frecuentes irán perdiendo su encanto.

Porque cuando las malas noches se vuelven pan de cada día, dejas de ser igual de productiva que antes que llegara tu bebé. Te vuelves más irritable y los conflictos de pareja se vuelven más frecuentes. Todo esto hará que te des cuenta que tu bebé y tu son inseparables pero no necesariamente tiene que ver con el gran vínculo que han creado, sino con que no hay nadie más que quiera compartir con tu pequeño. Reconoces que esto no es lo que tenias planificado, que no es divertido, buscas solucionarlo YA!

Foto de Mujer creado por freepik – www.freepik.es

Puede que hayas escuchado que existen Sleep Coaches, estas nuevas profesionales que te asesoran para crear hábitos de sueño saludables con tu pequeño. ¿En verdad vale la pena?, si el sueño es algo natural; ¿debo pedir ayuda a alguien más? Además, que hay de cierto que lo que hacen es dejarle llorar a mi bebé toda la noche para lograrlo; ¿por qué voy a contratar a alguien para que torture a mi bebé? Estos son algunos de los mitos más comunes sobre esta labor y muchos se deben a la desinformación. Así que los revisaremos individualmente.

Cuando sientes que las cosas no fluyen con tu bebé es por lo general que algo no está bien y tu lo sabes. Si reconoces que este es tu caso, la ayuda de alguien de fuera que sepa del tema y pueda analizar las cosas con cabeza fría podrá guiarte para que todo vuelva a la normalidad. Buscar personas preparadas y capacitadas nos permite sumar todo su conocimiento a nuestro favor. NO permitas que experimenten con tu familia, busca profesionales certificados por sobre todas las cosas; esto garantiza que el plan que se ha generado, cubra las necesidades del desarrollo del bebé y también se guié principalmente en los lineamientos de la familia.

Dentro de lo que son planes de entrenamiento para el sueño hay varias metodologías que van desde «muy gentiles» a «muy directas»; como quien dice: para gustos hay colores. Aún cuando hay autores (Ferber, Estivill o Weissbltu) que resultan muy polémicos en este tema; todos ellos son profesionales de la salud que han investigado por muchos años sus diversas propuestas y a quienes su investigación y trabajo los han llevado a puestos de reconocimiento. Si en verdad estarían difundiendo técnicas de maltrato contra los niños, la justicia debió haberse encargado de ellos mucho tiempo atrás y, por el contrario se los reconoce y valora. La verdad es que los cambios de hábitos son difíciles y los niños no son la excepción y lo demuestran de la única forma que tiene para expresarse, mediante el llanto. En esta parte, cuando personas capacitadas se involucran en el proceso, se logra disminuir esta reacción y hasta desaparecerla.

Los cambios, los desfases, los ajustes de una nueva familia se tornan más comunes; afrontarlos juntos permite consolidar el vinculo y fortalecer la unidad de sus miembros. En la actualidad, la ventaja es que tenemos más herramientas al alcance de nuestra mano para facilitarnos los procesos y permitirnos disfrutar más de otros espacios con nuestros hijos. En el sueño no solo descansamos sino que también fijamos nuestros aprendizajes y restauramos nuestro cuerpo; tanto grandes como pequeños nos merecemos aprovechar este espacio al máximo.

Leave a Reply